Andrea Gutiérrez y Analía Salazar campeonas del dobles femenino

La dupla conformada por las locales Andrea Gutiérrez y Analía Salazar vencieron en tres sets a la pareja de Fernanda Cecchini y Celeste Martínez y se consagraron en el primer torneo de dobles femenino de la temporada organizado por la Asociación Civil Andina de Tenis (ACAT) de El Bolsón. Por su parte, Alejo Cancelo y Estanislao Mosca definirán el single caballeros categoría C.

A pesar de las lluvias y vientos que invadieron a la ciudad durante el fin de semana pasado, las canchas de la ACAT estuvieron habilitadas para jugar por lo que se pudo cerrar el campeonato de dobles femenino y prácticamente desarrollar en su totalidad el single caballeros categoría C.

En el caso de las mujeres, sólo restaba saber qué pareja se alzaría con la copa y título. En la final se enfrentaron Andrea Gutiérrez y Analía Salazar contra Fernanda Cecchini y la joven Celeste Martínez. El primer set se lo llevó claramente la dupla Cecchini-Martínez, pero Gutiérrez y Salazar despertaron a tiempo y lograron quedarse con el segundo por 7-5. En el decisivo no hubo equivalencias y tras un contundente 6-1 Gutiérrez y Salazar se quedaron con el torneo.

SINGLE CABALLEROS

Single Caballeros categoria C 2014.
Single Caballeros categoria C 2014.

Por su parte, los hombres tuvieron un fin de semana intenso de tenis con el desarrollo de las instancias eliminatorias del single caballeros categoría C. En cuartos de final, Andrés Tarullo derrotó a Fabián Ronchi, Alejo Cancelo a Mateo Siccardi, Estanislao Mosca a Leandro Taffarel y Elis Jones hizo lo propio contra Horacio Cluzeuax.

Ya en semifinales, Alejo Cancelo venció en tres sets a Andrés Tarullo, mientras que Estanislao Mosca le ganó a Elis Jones. La final quedó pendiente por falta de tiempo y se estará disputando el próximo lunes desde las 11 en una de las canchas de la ACAT.

Anuncios

Tres contra Tres en el Polideportivo de El Bolsón

El básquet bolsonese volvió a las canchas oficialmente en este 2014 con el torneo tres contra tres disputado el sábado en el Polideportivo de El Bolsón en tres categorías diferentes: U17, Damas y Libre. “Se nos ocurrió hacer este torneo para mover a los chicos y grandes, tanto hombres como mujeres”, destacó el organizador y entrenador de básquet de la Escuela Municipal de la ciudad.

Pasó el primer torneo de básquet del año en El Bolsón. Fue el particular tres contra tres con una buena presencia de equipos conformados por jugadores comarcales. “Arrancamos con U17 en hombres, luego seguimos con las mujeres de prácticamente misma edad y cerramos con libres masculino. Lo organizamos de esta manera para diferenciar bien las categorías y no haya ningún tipo de roces”, manifestó el entrenador del básquet masculino municipal de El Bolsón.

Para quienes no sepan, en la modalidad de tres contra tres se disputa un partido de básquet con las reglas tradicionales, pero con la particularidad de que se juega en un solo aro tres jugadores por equipo en dos tiempos de cinco minutos cada uno. “Es muy intenso, prácticamente con la pelota viva en todo momento y con más roces”, agregó el profesor. “Está bueno que suceda esto porque los chicos van entendiendo de las situaciones de juego que se dan en un partido por los puntos”, desarrolló.

Por su parte, la idea de este torneo fue que los jóvenes empiecen a tener roce de competencia en este año. “Siempre hay que incentivar a los chicos con torneos, además de ir moviéndolos un poco porque de acá a un mes comienza la Liga de Básquet de Bariloche y tienen que llegar con ritmo”, explicó Heinzle.

Ulises Droghei, el representante comarcal en el Open Internacional

El patín artístico de El Bolsón tiene por primera vez un representante en el importante torneo Open Internacional de Nivel A que desde el lunes se está disputando en Mar del Plata. “Voy con muchas expectativas, pero sabiendo que es un torneo muy importante”, manifestó el patinador de la Escuela Patín Sol del Bolsón.

Tras un parate por diversas lesiones, el bolsonese retornó a las prácticas a principios de este año y tan sólo un par de meses después fue citado por la Federación de Patín del Comahue, a la cual pertenece, para estar de este importante certamen y hoy se encuentra en Mar del Plata disfrutando del mismo. “Estoy muy contento de poder debutar en un torneo de gran nivel representando a la ciudad y vivir todo desde adentro”, se alegró el patinador de la Escuela Patín Sol del Bolsón.

Hoy Droghei se encuentra compitiendo en un certamen donde participan los mejores patinadores del país. “Están los medallistas argentinos en los recientes Juegos Odesur y hasta la última campeona mundial como lo es la argentina Giselle Soler”, comentó. Asimismo no pierde las esperanzas y concluyó: “Siempre está la ilusión de conseguir un podio, pero sin perder de vista que es un gran logro ya estar en un torneo como este”.

Juan Cruz Macazaga: “Para mí el judo es un estilo de vida, lo es todo”

La magia de la Comarca Andina hace que un deportista local esté entre los mejores del país en una disciplina y muchos no lo sepan. Desde Orsai venimos repasando la vida deportiva de varios de ellos, como el caso de Francisco Pavez entre los mejores del atletismo nacional, y en esta oportunidad nos centraremos en el judo; un deporte con poca tradición en la Argentina y un bolsonese entre los mejores.

Se trata de Juan Cruz Macazaga. El judoca surgido del Dojo Kiai de El Bolsón, lucha hasta 90 kilos para Estudiantes de La Plata y es uno de los grandes exponentes de esta disciplina en todo el país. Uno de los grandes motivos que lo llevaron a tener este importante presente es el significado que tiene el judo. “Por más que no sea profesional lo vivo y desarrollo como si lo fuese. Es un estilo de vida; me despierto temprano para ir al gimnasio, salgo a correr, entre doble y hasta triple turno… para mí lo es todo”.

-¿Qué te llevó al judo?
-De chico practiqué muchos deportes gracias a que mi viejo me incentivó a hacerlo. Siempre tuve inclinación por los de combate, en este caso la lucha cuerpo a cuerpo como es el judo.

-Justamente de tu padre derivaste en el judo…
-Él es profesor de educación física y por aquellos entonces era delegado de los deportistas de Río Negro en los Juegos de la Araucanía. Dentro de la delegación había muchos judocas, me tocó presenciar muchos de sus entrenamientos y me fui tirando hacia este deporte.

-¿Arrancaste enseguida?
-En su momento le pedí a mi viejo de practicar el judo, pero estaba el problema de que no sabíamos de alguien como para ir a aprender. Hasta que conocí a Alejandro cuando llegó a bolsón y unos años más tarde abrió su escuela en El Bolsón y no dudé en sumarme. La verdad que le estoy muy agradecido porque por él hoy puedo estar en La Plata haciendo lo que me gusta.

-¿Cuántos años estuviste con Alejandro?
-Estuve cuatro años con él. De todos modos en esa época viajaba bastante por trabajo y no podía entrenar mucho que digamos.

-De ahí a La Plata…
Cuando me fui a estudiar para allá estaba el contacto con mi actual entrenador de allá Fernando Juma, que casualmente entrenaba con Alejandro en el mismo club. Era la oportunidad que tenía de poder competir y seguir creciendo como judoca por lo que decidí irme a entrenar y representar a Estudiantes de La Plata.

-No te tomaste ni un día de respiro.
-El primer día que llego a La Plata acomodé mis cosas y me fui al club. En ese momento estaba practicando la esposa de mi entrenador y quien fuese judoca olímpica, Elisa López. Me le acerqué, hablamos y me dijo que me sume por lo que al otro día ya estaba entrenando.

-¿Fue muy grande el cambio?
-La verdad que sí. Fue un cambio muy importante el que viví porque se entrena mucho, es todo muy exigente, somos un número alto de competidores, hay muy buen nivel y variedad de luchadores de todo tipo.

-Interesante en un deporte amateur en nuestro país.
-Es cierto, la Argentina no tiene la tradición del judo que sí hay con el fútbol. Es por esto que le cuesta mucho a nuestro judo hacerse conocido o progresar, pero lo importante es que está en vías de crecimiento.

judo-Hasta que llegó Paula Pareto con su medalla de bronce en Pekin 2008.
-Tuve la suerte de entrenar con ella. Es una excelente deportista.

-¿Era esperable en el ámbito del judo que consiguiese semejante logro?
-No era esperable, fue un batacazo lo de Paula. Asimismo en este deporte suelen suceder estas cosas, donde uno de algún país que no tiene tradición en la lucha llega a conseguir una medalla, porque al no ser tan conocidos ni estudiados. Con una buena preparación y entrenamiento se puede llegar a lograr semejante actuación.

-Volviendo a tu historia en el judo, ¿llegaste a La Plata y como se fue dando todo?
-De a poco se empezaron a dar torneos locales, luego provinciales hasta ya meterme en los nacionales. También tuve la suerte de viajar a Uruguay a competir y de participar en los torneos Internacionales desarrollados en Argentina, donde vienen judocas de Sudamérica y hasta algunos españoles invitados.

-¿Quiénes son mejores?
-Los brasileros sin dudas. Ellos son de los países que tienen una cultura muy arraigada en deportes de combate. Está profesionalizado el judo, campeones olímpicos y eso hace que las diferencias sean aún mayores. Hoy son una de las potencias junto a Rusia, Japón y Francia.

-PRESENTE Y FUTURO
-¿En este 2013 que pasó en qué torneos estuviste participando?
-Entre los más importantes, estuve participando en el Club Náutico Hacoaj de Tigre y salí primero en mi categoría, participé en dos selectivos para el Nacional que se hicieron en Lanús, donde me quedé con el título en uno y segundo en el otro y en el torneo en Morón también finalicé subcampeón.

-También fuiste al Nacional…
-Sí, a la Rioja y terminé tercero. Tuve un par de problemas en las primeras luchas, me costó un poco acomodarme y el clima estuvo duro. De todos modos y dentro de todo pude hacer el mejor papel posible en la competencia. Me hubiese gustado una mejor ubicación final, pero no está tampoco mal el tercer puesto.

-¿Los judocas que compiten con vos a este nivel sin de tu edad?
-Por lo general los luchadores son un poco más grande que yo porque mientras más pesada sea la categoría mayor es la edad de los judocas lo que hace a que tenga unos cuantos años más para seguir compitiendo.

-¿Y para poder luchar a nivel internacional?
-En lo que respecta a la posibilidad de representar a la selección Argentina, debería empezar a luchar en la primera categoría que es Senior y ser campeón nacional. Es complicado, pero apunto a eso.

-¿Qué metas tenés para este 2014?
-Mi planificación para este año es participar en el torneo Nacional, que aún no se sabe dónde se realizará. A su vez quiero empezar a luchar y foguearme en la categoría Senior y ver lo que sale de este salto de categoría. Siempre está bueno que haya nuevas metas por alcanzar y uno esté dispuesto a entregar todo por ellas. Después lo que se logra no depende sólo de uno, pero esta bueno dar todo de uno.

Gustavo Passeggi: “Me saqué el gusto de volver a competir después de mucho tiempo”

El piloto representante de El Bolsón Gustavo Passeggi consiguió un gran segundo puesto en el Safari Epecuén disputado en la provincia de Neuquén. El mini Dakar tuvo una distancia de más de 900 kilómetros recorridos en tres días consecutivos. “Además del resultado, estoy muy contento por mi rendimiento sabiendo que volví después de un largo tiempo sin correr en moto”, se alegró.

Un gran marco tuvo esta edición del Safari Epecuén y contó con la vuelta al ruedo de un gran exponente del motociclismo nacional como lo es Passeggi. El ex campeón Argentino y participante del mundial de México habló tras la competencia: “Volví a la competencia tras dos años de haberme alejado de todo”.

“Me saqué el gusto de volver a competir después de mucho tiempo. Esas cuatro o cinco horas por día arriba de la moto estuvieron muy buenas”, declaró el piloto representante de El Bolsón.

El Safari contó con tres etapas recorriendo toda la provincia de Neuquén. La primera largó en San Martín de Los Andes finalizando en Zapala, la segunda comenzó en la ciudad zapalina y concluyó en Bajada del Agrio, y la última arrancó también en Zapala hasta llegar a Paso Aguerre.

“Fueron 900 kilómetros en tres días muy divertidos. Pasé por lugares espectaculares, paisajes que jamás hubiese conocido”, confesó Passeggi. Cada etapa contó con un poco más de 200 kilómetros de carrera con tiempo cronometrado y otros 70 de enlace pasando hasta por pueblos. “Es un Dakar, pero en miniatura”, comparó.

El ex campeón Argentino en esta oportunidad corrió con una Honda 450. A su moto la tuvo que equipar para poder estar a la atura de la competencia. “Me compré el kit de navegación, que es donde va entre otras cosas la hoja de ruta y el gps”, contó. A lo que agregó: “También a la moto le tuve que comprar un tanque de combustible más grande porque con el original no llegaba”.

Passeggi no viajó solo hasta Neuquén. El representante de El Bolsón fue con dos amigos, que lo respaldaron durante toda la competencia “hasta estando en algunos puntos específicos para abastecerme de combustible y bebidas”.

Asimismo el piloto tuvo relación con los demás participantes, por lo que remarcó: “Hubo un espíritu muy bueno entre los corredores. De hecho en el tercer día uno de los chicos se cayó fuerte delante de mí y paramos cuatro motos a ayudarlo hasta que se recuperó. Andar más de cuatro horas sin parar, perder cinco minutos no pasa nada”.

También Passeggi sufrió las dificultades de la competencia. “En el segundo día me perdí, estuve como cinco horas dando vueltas sin encontrar el rumbo. Pero como se perdieron todos no influyó en el resultado final”, ilustró.

Justamente también el mundialista se refirió al terreno donde se corrieron las tres etapas. A esto el piloto comentó: “Varió muchísimo, desde las montañas de San Martín de Los Andes, lechos de ríos hasta mesetas gigantes”.

Por último, Passeggi habló sobre su futuro en el motociclismo. “La idea es poder estar en un par de fechas del campeonato Argentino de Rally de Cross Country”, se entusiasmó. “Hay un par de fechas más lindas este año, dentro de esas está el Ruta 40, que es una fecha del Dakar Series”, concluyó.

Puerto Patriada recibió veleros de toda la Patagonia

Cincuenta barcos y más de setenta timoneles y tripulantes en diversas categorías participaron del “XXXIV Norpatagónico de Vela Lago Epuyén 2014” llevado a cabo por primera vez en su historia y durante tres días en Puerto Patriada. La competencia fue organizada por la Fundación Náutica Comarca Andina y avalada por la Fundación Norpatagónica de Vela. “Estamos muy contentos y sorprendidos porque no esperábamos tanta concurrencia”, agradeció uno de los organizadores Nicolás Butingorry.

En el primer día de competencia se produjo el inconveniente de que no sopló el viento necesario como para poder desarrollar las dos regatas estipuladas para la jornada y los espectadores debieron esperar hasta después de las 17 para que los barcos se metieran al agua a probar suerte. “La propuesta originaria era correr dos veces en el día inicial, pero el viento no nos acompañó como pretendimos por lo que tuvimos que reacomodar todas las regatas de la competición”.

Asimismo todas las categorías pudieron completar sus regatas y cada uno de los competidores disfrutar del lago en las tres jornadas de campeonato. Y como en toda competencia hubo ganadores.
Primeramente en Promocionales se destacó Peñi Lafquen Dabrowski. Por su parte, en Optimis Principiantes Club el ganador fue Tomás Serenelli (YCN), segundo quedó Manuel Santos (CNBB) y tercero finalizó Dante Ginaca (CNVLA). Mientras que en Optimis Timoneles, Igor Magister (YCB) se consagró en esta nueva edición de la copa, seguido de Naiara Tossi (YCB) y Alejo Castro (CNBB), segunda y tercero respectivamente.

velaaEn Laser 4.7 el título quedó en manos de Victoria Strate (YCB), un escalón por debajo finalizó Amadeo Frers (YCB) y cerró el podio Nicole Brogger (YCB). En Laser Radial el campeón fue Bautista Bolo Bolaño (YCB), segundo culminó Gonzalo Olave (YCN) y tercero terminó Diego Ojeda (FUNCA). Ya en Laser Estadar, Martín Magister (YCB) se coronó en la categoría por sobre Leandro Pellini (YCN Challenger) y Juan Carlos Scavo (CNLR), segundo y tercero respectivamente.

En Pampero Alila/Fossa (CNCE) se quedó con toda la gloria, un paso por detrás llegó Clemente/Absi (FUNCA Challenger) y completó el podio Schauman/De Agostini (FUNCA). Mientras que en Snipe el ganador fue Rojas/Fontanella (CNTFCS Challenger), segundo quedó Sorolinschi/López Muro (CNB) y tercero fue Sorocinschi/lagorio (CNB).

Por su parte, también en este marco se corrió la tradicional Copa Epuyén la cual la quedó Maluco (CNTF). “Se utilizó una de las regatas para que corran todos contra todos sin importar la clase del velero y definir el ganador”.

En cuanto al Norpatagónico de Vela, el organizador y representante de la Fundación Náutica Comarca Andina manifestó: “Ha sido un esfuerzo muy grande traer esta competencia tan importante al lago Epuyén. Hemos trabajado fuerte durante un año y medio para que esto haya sido posible”.

“Lo que tiene el Norpatagónico que todas las ediciones anteriores se desarrollaron una año en el mar, el otro en la estepa, y el siguiente en la cordillera, repartidas en las distintas sedes de los clubes. Es por esto que traer esta competencia al lago Epuyén fue un esfuerzo muy grande. Hubo que hacerse miembro de la federación correspondiente, presentar la cancha, las condiciones e invitar a que la gente venga a participar”, remarcó Butingorry.

Por último, el organizador destacó la presencia femenina en la competencia: “Hay pocas mujeres participando, pero a su vez lentamente se acrecienta el número de presencias año tras año”. A lo que completó: “Por ahí se cree que es un deporte para hombres por la fuerza que hay que hacer para manejar un velero, pero la realidad es que no es así”.

Julián López Mon: “Mi mayor anhelo es lograr entrenar en el Cenard o que me llamen de la selección Argentina”

La Comarca Andina sigue exportando sus grandes deportistas por todo el país. En esta oportunidad quien nos cuenta su experiencia deportiva lejos de la zona es Julián López Mon.

El bolsonese supo crecer jugando al fútbol y handball en El Bolsón, pero el tiempo lo llevó a decidirse por uno de los dos y desde su llegada a Buenos Aires supo cuál sería su futuro deportivo.
Sin dudarlo el bolsonese primera línea se inclinó por el handball y tras entrenar muy duro logró sumarse a Ferro e integrar con el tiempo el plantel superior que participó en el cuadrangular final de la Liga de Honor argentina. “Soy más que nada atacante”, manifestó López Mon.

-¿Cómo llegaste a Ferro?
-Es una historia loca porque yo de El Bolsón me fui con la idea de jugar en Vélez, justamente el clásico de Ferro. Con Juan Schwartzman íbamos a ir ahí porque nuestro entrenador tenía un contacto con ese club, pero cuando fui a averiguar para meterme nos pedían un montón de cosas porque había fallecido un jugador hacía poco.

-¿Eran muchos los requerimientos para jugar?
-Nos pedían ficha médica, análisis de sangre y otras cuestiones más. Era un quilombo y nos quedaba lejos. Aprovechamos que Juan conoció en el profesorado a un chico que le contó que había varios lugares para jugadores de nuestra categoría. Él fue a probarse y ese mismo día empezó a entrenar sin que le pidieran nada. Me dijo que se había encontrado con un grupo muy bueno y me llevó.

-Se dio que había pasado tu hermano por el club…
-Sí, Facundo había jugado en Ferro y eso me sirvió para que ya mi apellido estuviese visto. Igual cuando fui con Juan nos dijeron que nos iban a tener a prueba dos semanas para ver si nos tenían en cuenta en el primer equipo o nos mandaban al Ferro B que tienen.

-¿Y qué pasó?
-Justo se dio que hubo una serie de lesionados de jugadores interesantes y decidieron ficharnos rápido para el equipo principal. Estábamos chochos de alegría porque pasamos de jugar tres partidos a cada tanto en El Bolsón a tener muchas más horas de entrenamiento y estar constantemente en competencia. Todos los fines de semana con partido y si llueve se reprograma el juego para la semana.

-¿En qué división entraste en el club?
-Comencé en Junior, que era mi categoría, y al poco tiempo me llamaron para jugar un par de partidos en Ferro B para que empezase a tener más roce con los grandes debido a que en esa división suelen participar los jugadores de mucha experiencia y que están por retirarse.

-Muchas mañas tienen los viejos (ja).
-Y mucha violencia también, te pegan bastante. Los tipos se conocen todo, hasta los árbitros, y se hacen respetar como quieren.

-¿De ahí saltaste al primer equipo de Ferro?
-Después participar en esos partidos jugué un par de amistosos en la Liga de Honor, lo que sería primera división. Se dio que las dos veces que me citaron fue contra River y todavía no pude sumar minutos en cancha. Uno fue por liga y la otra en el Super 7 que televisó TyC Sports.

-¿Es profesional el handball nacional?
-Sólo cobran los que juegan en la selección Argentina. Ellos tienen una beca del Cenard y del Enard porque entrenan doble turno y no pueden trabajar las horas necesarias para vivir bien. Los demás juegan por amor a este deporte, salvo que se vayan a jugar a Brasil o a Europa.

-¿Se está muy lejos de que se profesionalice el handball en el país?
-Sí. Ya en infraestructura hay sólo tres estadios que tienen todas las instalaciones correspondientes para poder desarrollar con comodidad un partido de handball. Nosotros, un equipo con mucha tradición en este deporte, tenemos nuestra cancha y entrenamos en el último rectángulo que sobró del club. Es un playón que le falta todo. Esto le pasa a la mayoría de los equipos.

-De todas formas el handball ha tenido una especie de renacer en la Argentina…
-Después del mundial de Suecia en que le ganamos al local y se jugó un handball de alto nivel creció considerablemente el deporte en el país. Ahora televisan muchos más partidos que antes. Siempre está la esperanza de que se llegue a profesionalizar en algún momento.

HANDBALL COMARCAL
-¿Cómo estás viendo al handball local?
-Creció bastante. Es sabido que todo esto lo arrancó Ricardo Sánchez hace muchos años atrás y desde hace pocos la llegada de Walter Robles, que llegó con una mirada muy distinta del handball, se potenció todo.

-¿Por qué decís que lo potenció?
-Porque de alguna manera se empezó a entrenar con una mirada más profesional. De hecho se dio que al principio muchos pensaban que era mala onda por cómo nos exigía en cada entrenamiento, pero simplemente fue una manera de hacerse respetar por todos nosotros. Él siempre pretende que se entrene como dice y con el tiempo, ya estando en Ferro, con Juan nos dimos cuenta que muchas de las cosas que nos inculcó nos sirvieron mucho para incorporarnos más fácilmente.

-Como quien dice, la tiene clara…
-Sin dudas. Walter entrena a los chicos de El Bolsón de la misma manera que lo hacen los clubes importantes de Buenos Aires. Lástima que los que van terminando la secundaria se van casi todos a estudiar a afuera y nos perdemos que nos siga entrenando.

-Y El Bolsón de tener un equipo fuerte en Mayores.
-Es un tema ese. Siempre se arman muy buenas camadas en Cadetes y Juveniles y cuando hay que pasar a Mayores, salvo los que vuelven o los que se quedan, todos los demás se van a estudiar y no se tiene todo el potencial que podría haber.

-Es interesante el nivel de handball que tiene El Bolsón sabiendo de todas las limitaciones que tiene.
-Recuerdo que cuando empecé a jugar se participaba en el Provincial y nada más. Con el tiempo Ricardo reactivó todo y luego de la mano de Walter terminamos jugando un Nacional. Ahora El Bolsón arranca un Provincial con la meta de clasificar a un Nacional y enfrentarse a los equipos más fuertes del país.

-Está pasando algo similar con la selección de Chubut…
-Que está compuesta por varios jugadores de El Bolsón. Ha crecido muchísimo en este tiempo. El año pasado se consiguieron dos terceros puestos entre las dos ramas jugando contra potencias nacionales, por lo que están todos muy contentos y revolucionados. Este año nos toca a nosotros, a los Junior.

-¿Pero podés jugar igual sabiendo que estás en Ferro?
-Sí, porque los jugadores tenemos la libertad de elegir para la selección provincial que queramos. En mi caso me pueden llamar de Femebal (Federación metropolitana de Balonmano) o de Fechuba (Federación Chubutense de Balonmano).

-¿Y para quién jugarías?
-En el hipotético caso de que me llamasen de las dos federaciones, obviamente que sería muy importante que me tengan en cuenta en Femebal, pero sin dudas que jugaría para Chubut porque tengo a todos mis amigos de chico jugando ahí. Ahora estando tan lejos tener un reencuentro con ellos para jugar al handball sería impagable.

-¿Qué más se te viene para este 2014?
-Sé que vamos a participar del Nacional de Clubes, pero el tema es que estoy acarreando una lesión en mi espalda que me está complicando bastante poder entrenar con normalidad. Lamentablemente no pude hacer la pretemporada como me hubiese gustado, de todos modos lo más importante es recuperarme bien.

-¿Qué proyectás a futuro en el handball?
-Pretendo afianzarme más en el equipo para poder consolidarme en el plantel de la Liga de Honor y sumar minutos en cancha. Y por supuesto mi mayor anhelo es lograr entrenar en el Cenard o que me llamen de la selección Argentina. Hay que entrenar muy duro para eso, pero voy por el buen camino.